Descargar Manual de Guerra Espiritual

Guerra Espiritual no es un mito, ni una invención de los Cristianos Evangélicos, es una realidad de nuestros días. Sin embargo, aun cuando es un tema muy enseñado y tratado en nuestras iglesias, muchas personas ignoran que existe un mundo espiritual, una guerra real.

Aparte de eso, este tema en múltiples ocasiones se enseña en una forma errada, no bíblico, y hasta cierto punto, esas malas enseñanzas se convierten en un tipo de ocultismo, lo cual en lugar de agradar a Dios y edificar a los creyentes hacen todo lo contrario, dejando a muchos en confusión.

Este libro, sin entrar en fanatismos, enseña sobre grandes verdades de este mundo espiritual que pocos cristianos conocen en su plenitud.

Debido a que necesitamos conocer las artimañas del enemigo, aquí encontrarás detalles que te ayudarán a orar con sabiduría. Y ademas, aprenderás a distinguir los falsos fanatismos, esos que hacen que las personas vean demonios en todas partes y en todas las cosas.

Muchos de nosotros entramos en guerra con nuestros familiares y en verdad lo que deberíamos de hacer es comenzar a orar y tomar autoridad sobre los demonios que le están influenciando para que actúen como están actuando, para causar enemistad entre nosotros.

Este material sirve para enseñarle al cristiano a tener un arma de la Intercesión eficaz.

Que Dios te ilumine y llene de su sabiduría.

Es mi oración y deseo que tú puedas encontrar un tiempo diario para leer, aunque sea un poco, este material que te ofrecemos y puedas así, a la misma vez, ayudar a orientar a otros creyentes en este delicado e importante tema.

La  Biblia, la cual reconocemos como la infalible Palabra de Dios, nos dice que nuestras batallas no son contra carne ni sangre sino contra principados y potestades.

Presiona este enlace para descargar el Manual y comienza a disfrutar de este importante conocimiento:

OPRIME AQUI La Guerra Espiritual es Real

TE COMPARTO UNA PALABRA DE JESUS EN LA CRUZ:

Eli, Eli,¿lama sabactani?

Mateo 27
46 Cerca de la hora novena, Jesus clamo a gran voz, diciendo: Eli, Eli,¿lama sabactani? Esto es: Dios mío, Dios mío,¿por que me has desamparado?

Muchas veces me pregunte, por que Dios abandono a su hijo?

Cuando la gente oyó a Jesus decir estas palabras, pensarían que estaba pidiendole ayuda a Jehová. O tal vez los eruditos, los estudiantes de las Sagradas Escrituras, pensarían que estaba recitando el salmo 22.

Así también puede ser que muchos hoy día al leer estas palabras solo lo tomen como una señal del dolor que Cristo paso.

Pero es mucho mas que una simple señal de su dolor.

La Biblia nos dice:

Mateo 27
45 Y desde la hora sexta hubo tinieblas sobre toda la tierra hasta la hora novena.

La hora sexta es el medio día para nosotros y la hora novena son las tres de la tarde. Este es el tiempo cuando mas fuerte brilla el sol. Pero aquel viernes fue diferente. Todas las tinieblas del infierno se levantaron en contra de Jesus, todo el pecado del mundo fue puesto sobre el. El que nunca había conocido pecado se hizo pecado por nuestra culpa.

2 Corintios 5
21 Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en el.

Tu pecado y el mío fueron sobre el. Tu y yo debimos de haber muerto en aquella cruz, no Jesus, pero el tomo nuestro lugar.

El Espíritu de Dios se tuvo que separar de Cristo para que el pecado se pudiera venir sobre el, y así quiso el Señor que quedase constancia de tan gran sacrificio y de tan gran momento cuando el toma nuestro lugar!

Dios mío, Dios mío,¿por que me has desamparado?

Aquí no queda duda, el mismo Espíritu Santo se había separado de el, Jesus Hombre vencía el pecado.

No solo sufrió nuestro Salvador la agonía física pero también tuvo que sufrir la agonía espiritual.

Dios te bendiga!