Descarga Gratis MP3 Musica Cristiana Android

En esta Pagina, encontraras informacion de como bajar gratis una aplicacion de muscia cristiana MP3 y también podrás leer el mensaje completo de:

Consejos y Enseñanza de Como Abrir Tus Ojos a la Felicidad.

Podrás descargar una canción de música cristiana gratis a tu teléfono móvil o tableta todos los días.

Esta aplicación solo es para los celulares con el sistema Android, en cuanto este disponible para iPhone lo agregaremos a la pagina.

El alabar a Dios es una delicia. Y debemos hacerlo a toda hora.

Te invito a bajar esta app y a cantar para nuestro Señor.

Recuerda él no critica nuestra voz, él mira nuestro corazón.

PRESIONA AQUI: http://bit.ly/MP3cristiano

Consejos y Enseñanza de Como Abrir Tus Ojos a la Felicidad

Pablo Román Caballero

La felicidad humana generalmente no se logra con grandes golpes de suerte, que pueden ocurrir pocas veces, sino con pequeñas cosas que ocurren todos los días. Benjamin Franklin

Mi oración a Dios es que por medio de esta clase puedas reflexionar en como puedes ser feliz ahora mismo. En otras palabras, que descubras que tienes la felicidad a tu alcanza.

Dios nos da la vida para que podamos ser felices. Pero somos nosotros quienes complicamos todo y desperdiciamos años de vida sin ser felices por querer tenerlo todo. Creemos que la felicidad es un resultado de alcanzar una meta, de lograr algo, pero realmente la felicidad ya la tenemos, solo que no nos damos cuenta.

No puedes tenerlo todo

Parte del problema es que la felicidad no es sólo una cosa.

Algunos tipos de felicidad pueden incluso entrar en conflicto unos con otros.

En otras palabras, tener demasiado de un tipo de felicidad puede disminuir nuestra capacidad de tener suficiente de los demás, por lo que es imposible para nosotros tener simultáneamente todo tipo de felicidad en grandes cantidades.

No te ha sucedido que hay momentos en que te sientes feliz, la estas pasando bien, pero ni cuenta te das. Es más, aun en medio de tu felicidad en lugar de disfrutar tu momento, te pones a pensar lo feliz que serias si fuera con ciertas condiciones.

La felicidad viene de muchas formas diferentes. Cuando tenemos éxito en nuestros trabajos, nos sentimos bien y eso es un tipo de felicidad. Cuando logramos terminar nuestros estudios y graduarnos, eso también nos da felicidad. Al igual es ese tiempo en la compañía de un ser amado aunque no se haga mucho, el solo hecho de compartir con ese ser especial ya debería de hacernos sentir contentos.

Pero no se tiene tiempo ilimitado. Solo tenemos 24 horas en el día, y unos cuantos años de vida en esta tierra. Así que muchas veces tenemos que decidir a que cosa en la vida le damos prioridad. Aunque es importante tener un buen trabajo y tener éxito, y aunque es verdad que eso nos puede dar dinero y satisfacción, si solo nos concentramos en ello, perdemos la oportunidad de tener felicidad en otras cosas de nuestras vidas.

EJERCICIO

  1. Toma un momento y reflexiona en los momentos agradables que has tenido esta semana. Medita en si estuviste quizás muy apurado para apreciar la felicidad que de alguna forma esos momentos trajeron a tu vida.
  2. Preguntate que hubieras hecho diferente si te hubieras dado cuenta que ese momento contaba como momento de felicidad.

TONOS CRISTIANOS GRATIS PARA CELULARES : http://bendicionesdedios.com/?p=5055

Un Pasado Rosado, un Futuro Lleno de Potencial

Considera los siguientes ejemplos.

Todos hemos dicho alguna vez una frase como esta “Será maravilloso cuando…” (vaya a la universidad, me enamore, tenga hijos, compre una casa, tenga mi propio auto, etc.).

Pero piensa en las pocas veces que escuchas a alguien decir, “¿No es esto maravilloso?, que lindo lo que estoy viviendo ahora”

La gente sueña con lograr algo para entonces sentirse feliz, pero pocas veces presta atención a lo que ya tiene, a las pequeñas cosas que ya tiene que realmente no son tan pequeñas si nos fijamos bien.

Las personas ancianas viven recordando el pasado como si ya no pudiera existir felicidad en su presente. Los jóvenes siempre viven pensando en la felicidad que tendrán en el futuro. Los de edad media siempre viven agitados con el día a día quejándose más de lo que le agradecen a Dios y viven esperando a que de repente algo cambie en sus vidas para que entonces llegue la verdadera alegría.

Hay evidencia del por qué nuestros cerebros operan de esta manera: La mayoría de nosotros tenemos algo llamado la parcialidad optimista, que es la tendencia a pensar que nuestro futuro será mejor que nuestro presente.

Para demostrar este fenómeno a unos alumnos, al comienzo de un nuevo curso el maestro les dirá la calificación promedio recibida por todos los estudiantes de esa clase durante los últimos tres años. Luego les pedirá que den anónimamente el grado que esperan recibir. La demostración funciona como un encanto: sin fallar, los nuevos estudiantes, a pesar de saber los resultados obtenidos anteriormente por otros estudiantes, ellos están seguros que sus calificaciones serán más altas.

Es excelente ser positivo en la vida. Dios es un Dios positivo. Cristo vino a darnos vida y darnos vida en abundancia. Pero lo triste es cuando no nos damos cuenta de las bendiciones que ya tenemos por solo estar esperando las que vienen.

Los psicólogos cognitivos también han identificado algo llamado el Principio de Pollyanna. Significa que procesamos, ensayamos y recordamos información agradable del pasado más que información desagradable. Una excepción se produce en personas deprimidas, que a menudo se fijan en los fracasos y decepciones del pasado. Para la mayoría de nosotros, sin embargo, la razón de que los “buenos viejos tiempos” parezcan tan buenos es que nos centramos en las cosas agradables y tendemos a olvidar el desagradable día a día. Nuestros recuerdos del pasado a menudo son distorsionados, vistos a través de lentes de color rosa.

Por eso las personas ancianas, y las no tan ancianas, crean un pasado llenos de buenos recuerdos, mejores que lo que realmente fueron. Por eso continuamente escuchamos que ya la vida no es como antes. Aun cuando la verdad es que nuestra vida presente muchas veces tiene cosas que antes nunca tuvimos y ni cuenta nos damos.

EJERCICIO

  1. ¿Hay cosas de tu vida pasada que te parecen tiempos buenos que nunca volverán?
  2. ¿Qué cosas estas esperando en el futuro que piensas te hará feliz?
  3. Ahora medita en tu presente. ¿Crees que puedes encontrar algo en tu presente que si puede ser un buen tiempo y solo no te has dado cuenta?

BIBLIA GRATIS PARA TU CELULAR : http://bendicionesdedios.com/?p=5050

La auto-ilusión

Estos delirios sobre el pasado y el futuro podrían ser una parte adaptativa de la psique humana, con autoengaños inocentes que realmente nos permiten seguir luchando. Si nuestro pasado es grande y nuestro futuro puede ser aún mejor, entonces podemos salir de nuestro desagradable, o al menos aburrido, presente.

Todo esto nos dice algo acerca de la naturaleza fugaz de la felicidad. Los investigadores de la emoción han sabido largo tiempo sobre algo llamado la rueda de andar hedónica. Trabajamos muy duro para alcanzar una meta, anticipando la felicidad que traerá. Desafortunadamente después de una breve corrección, rápidamente retrocedemos a nuestra línea de base, la forma ordinaria de ser y comenzamos a perseguir la próxima cosa que creemos que casi con toda seguridad – finalmente – nos hará felices.

Sin embargo, los estudios de ganadores de lotería y otras personas que parecen tenerlo todo, regularmente le tiran agua fría al sueño de que conseguir lo que realmente queremos va a cambiar nuestras vidas y hacernos más felices. Estos estudios encontraron que los eventos positivos como ganar un millón de dólares y eventos desafortunados como estar paralizado en un accidente, no afectan significativamente el nivel de felicidad a largo plazo de un individuo.

La manera en que fuimos diseñado por Dios es para poder tener la capacidad de ser felices de adentro hacia afuera. El ser humano busca llenar su felicidad de afuera para adentro. Y esa es nuestra lucha continua. Dios nos hizo de una forma y nosotros queremos vivir de otra forma. Es como cuando buscamos que otra persona nos haga feliz. Dios nos llena de su Santo Espíritu al nosotros recibir a Cristo como nuestro Señor, y aunque es cierto que nos da muchos regalos como la familia y tantas bendiciones emocionales y físicas, al final la salvación de nuestras almas es individual y personal, así es nuestra felicidad, individual y personal. No podemos traer felicidad a las personas a nuestro alrededor si primero no logramos encontrar contentamiento con nosotros mismos.

Es bueno soñar y tener metas siempre y cuando esos sueños no nos roben de vivir nuestra felicidad presente. La insatisfacción con el presente y los sueños del futuro son los que nos mantienen motivados.

Así que no es que sea malo siempre estar positivo sobre el futuro, realmente tiene también sus ventajas. Pero si dejamos de ver la realidad de lo que estamos viviendo de nada sirve soñar con el día de mañana porque también cuando eso llegue estaremos muy ocupados pensando en el futuro.

Entender que es imposible tener felicidad en todos los aspectos de la vida puede ayudarte a disfrutar de la felicidad que te ha tocado.

Y reconocer que nadie “lo tiene todo” puede reducir la única cosa que los psicólogos saben que verdaderamente impide la felicidad – la envidia.

Te recuerdo que Cristo es nuestro Abogado por excelencia y que nunca ha perdido un caso legal delante del juicio divino. Él es tú abogado que te defiende aun cuando tú eres culpable y logra ponerte en gracia delante del juez. No temas, no estas solo. Cristo te tiene bajo su cobertura.

Dios te bendiga.

EXCELENTE RADIO MUNDIAL GRATIS PARA TU CELULAR: http://bendicionesdedios.com/?p=5661